Sebirán, la bodega histórica de Campo Arcís

 

Vinos y Licores

Sebirán, la bodega histórica de Campo Arcís

Su viñedo se convierte en el más grande de Utiel-Requena

Chema Ferrer
Cuando parece que nada en el mundo de la viticultura valenciana nos pueda sorprender, llega la noticia de la ampliación de los viñedos propios de Sebirán. Esta es una bodega peculiar, pero no lo fue siempre, solo desde que en 2010 un grupo inversor sueco-alemán aterriza en la comarca de Utiel-Requena y se hace cargo de esta bodega histórica de Campo Arcís. El alma mater de este proyecto renovado, el inefable Ken Wagener, lleva sorprendiéndonos periódicamente con su bodega desde aquel año.
La historia de esta bodega comenzó en 1914, cuando una familia emprendió el negocio de la viticultura, fundamentalmente organizando graneles que viajaban a Francia. En la década de los 80 del pasado siglo emprendió la labor del embotellado, participando también en la producción de cava, que por aquellos años el municipio de Requena conseguía su reconocimiento dentro de la denominación. Con todo, la bodega languidecía hasta que la nueva gerencia se hizo cargo de ella.
 
El vino humilde
Los vinos sencillos eran los que en los que el insigne escritor Josep Pla reclamaba en su obra ‘Lo que hemos comido’, una filosofía de lo que ha de ser el vino acertadísima y que Sebirán ha tomado el testigo. Desconozco si conscientemente o no. La bodega tiene como misión el crear vinos que sean fácilmente inteligibles por el consumidor, que estos, en sus varietales, ensamblajes o como se quiera presentar, sean fáciles de entender y que sean digno acompañamiento del comer cotidiano. Así, apareció el crianza de bobal ‘C’ con motivo del centenario (el etiquetado de sus vinos se basa en letras), luego el ‘c Minúscula’ con solo tres meses de barrica para hacer más comprensible la bobal, el trabajo pionero con el blanco de tardana, intitulado como ‘T’, el atrevido coupage de pinot noir con bobal en el Fernanda Fernándes – Wild Thing…, ahora anuncia la bodega la salida de un vermut del que estamos ansiosos por catarlo.
Hace pocos días Ken Wagener visitaba las ondas del programa radiofónico de gastronomía por antonomasia, Comer y Beber. Aprovechó ese tiempo para contar que Sebirán acaba de adquirir un nuevo viñedo, una finca de 81 Ha totales junto a un parque natural y con 72 dedicadas al viñedo. Esta circunstancia convertirá a la bodega en la de mayor extensión por viñas propias de la denominación Utiel-Requena. La tardana era el objetivo inicial, pero confirma que habrá espacio para el tempranillo, macabeo, syrah, pinot noir y bobal. Personalmente, espero que dejen tiempo y lugar para elaborar una mayor cantidad de cava. Ahora lo envía la bodega al Japón en su práctica totalidad y solo algún amigo de Ken tiene la fortuna de catar alguna botella aquí en España. 

TAGS RELACIONADOS