La ginebra nació en Holanda

 

Vinos y Licores

La ginebra nació en Holanda

Gin Zeeland, más allá de las genever

 Chema Ferrer
La magia del gintonic se sustenta en los árboles del enebro y de la quina. El enebro es el árbol que imprime un carácter personalizado a la ginebra gracias a las nebrinas incorporadas a un destilado de cereales, normalmente cebada o centeno. Este fruto del enebro es una gálbula (parecida a los frutos del ciprés), nada de una baya, y tiene ese curioso nombre, nebrinas, y así marca la actual legislación europea que para que una ginebra pueda como tal ha de tener sabor a nebrina. Muy elementalmente, la ginebra incorpora la nebrina en una segunda fase de su proceso de destilado. El fermentado de cereales sin maltear (a diferencia del güisqui) destilado y  desprovisto de su cabeza y colas es el que recibe las nebrinas, dejadas durante un tiempo en maceración. Una segunda fase puede incluir otra destilación o simplemente su filtrado. También puede utilizarse el método de vaporización del alcohol, haciéndolo pasar por éstas y en ocasiones añadiéndole al conjunto frutos y yerbas.
En 1550, el médico holandés Sylvius de la Boe, emprendió la destilación de alcoholes en los que había puesto a macerar nebrinas. Bautizó su preparado medicinal con propiedades estomacales como aqua juniperi y no imaginaba que de las boticas pasaría a las tabernas. Un compatriota suyo, Lucas Bols, funda una destilería en 1575 en la que se dedicaría a preparar la primera ginebra comercial, la Bols. Pero la popularidad y fama de este destilado habría de pasar por manos británicas. En 1585 se encontraban las tropas del conde de Leicester en Holanda. Hartas de sufrir el coraje combativo de los holandeses, descubrieron que este provenía de la ingesta de ginebra. No tardaron en copiar la idea y de acomodar sus paladares al destilado una vez retornaron a su país. La elaboración de la ginebra en la pérfida Albión (léase Inglaterra), comenzó a gran escala gracias al patronazgo del rey Guillermo III de Orange en 1689, que hábilmente, y para proteger la producción prohibió importarla de Holanda.
 
Tradicional diferencia entre genever y ginebra
Hasta hoy en día llega la diferenciación de los dos tipos principales de ginebra, la holandesa o genever y la británica o gin, se mantiene. De la primera hay que resaltar incluso la presencia de fermentaciones del fruto del enebro que formarán parte de la destilación como contraposición a la segunda. La genever es tradicionalmente, más dulce que las tipo London dry debido al agua con azúcar que se le añade. Luego, existen dos tipos de ginebra genever, una joven y más seca o jonge jenever y la añeja oude jenever. Los ingleses desarrollaron y popularizaron su London dry, una ginebra poco aromática que hace referencia a la sequedad en aromas sobreañadidos al sabor de las nebrinas. Otra diferencia fundamental entre estos dos tipos de ginebras también afecta al proceso de destilación, la genever se destila en alquitara y la gin en alambique de columnas. Gin Zeeland ha llegado para situar la ginebra en sus mismísimos orígenes, Holanda. Es una ginebra que toma lo mejor de su recetario original, el perfeccionamiento del destilado de las gin británicas y el aporte botánico y floral que los holandeses acostumbraron a añadir a sus ginebras. Ocho son los botánicos que Gin Zeeland aporta en su proceso de destilación: naranjas dulces y amargas, limones, cardamomo, coriandro, angélica, canela y flores de azahar. Excelencia, carácter, exclusividad y libertad, ha sido los valores que sus creadores quieren expresar con este destilado de calidad.
 

TAGS RELACIONADOS
Ver Fotos