‘La Bodega’ de Blasco Ibáñez en Plaerdemavida

 

Vinos y Licores

‘La Bodega’ de Blasco Ibáñez en Plaerdemavida

Selección de vinos del Marco de Jerez por el Nariz de Plata Axel Pitarch

Chema Ferrer
El Año Blasco Ibáñez, celebrando su 150 Aniversario, ha hecho una parada en el restaurante Plaerdemavida de Valencia, regentado por Mari Llusar y Axel Pitarch. Durante este mes, y haciendo un guiño a la novela blasquiana La Bodega, ambientada en una bodega jerezana de finales del XIX, han creado un menú maridado con vinos de aquella región, en concreto finos, amontillados y moscateles. La Bodega, supuso un terremoto social en la España de la Restauración, ya que presentaba en toda su crudeza las diferencias sociales, de clase y explotación laboral en el entorno de la agricultura andaluza, materializado en torno a una bodega de Jerez.
 
Vino y tragedia
En la obra se unen vino y la tragedia convirtiéndose en una de las obras literarias más polémicas de su tiempo. El autor se enfrentó con su novela al poderío bodeguero de la época ambientado en la ciudad de Jerez y con la familia de bodegueros Domeq como trasfondo. Blasco tuvo la ocasión de conocer la ciudad y los pueblos de la comarca con motivo de su actividad política descubriendo la opresión y el desamparo que sufrían allí los trabajadores del campo. La familia Dupont, una alegoría de los Domecq, son los ricos propietarios de una gigantesca bodega jerezana, amos de la ciudad y el campo circundante. En sus propiedades, los obreros del campo malviven en jornadas de trabajo interminables, engañando el hambre día tras día y dando con sus huesos sobre una sencilla estera a la espera de la próxima jornada. Los diversos protagonistas de la explotación vitivinícola se verán envueltos en un torbellino de pasiones y sentimientos encontrados: amores no correspondidos, rebeldía, odios y desprecio que tendrán como colofón la amarga violencia. La obra escrita de Blasco nunca llegó a Jerez, aunque años más tarde, en 1930, el director de cine Benito Perojo llevó la novela a la gran pantalla. Tardó casi un año en estrenarse en Jerez, llegó a proyectarse en el teatro Eslava, pero inexplicablemente cerró sus puertas al día siguiente.
Viajemos a Jerez de la mano de Blasco Ibáñez a través del menú de Plaerdemavida, consistente en unos entrantes a caballo entre los productos valencianos y andaluces: Hummus de Garrofó con Coquetes d'Oli, Zanahorias ‘aliñás’ al Oloroso, Carpaccio de Tomate valenciano y Salazones con Queso de servilleta y pesto y Quisquilla con Mayonesa de Hierbabuena y Lima. Luego, elegir entre el Arroz de pato y setas, Arroz de Chipirones y Ajos tiernos o el Bacalao asado con Titaina o la Carrillada de Cebón al Chocolate con Vitelotte. De postre, Tartaleta de Arnadí. El restaurante Plaerdemavida lo encontramos en el número 48 de la calle Conde Altea.