Proseccos en Pizza Roma

 

Restaurantes

Proseccos en Pizza Roma


Chema Ferrer
El que no haya visitado Pizza Roma de Valencia tiene una asignatura gastronómica pendiente. Y lo digo porque hay pocos restaurantes italianos en Valencia que pongan tanto esmero en que los ingredientes de sus recetas clásicas italianas tengan tanta calidad, a la que se le suma que en ocasiones que son de origen italiano y con denominación de origen. Luego, como que uno nunca se levanta de sus mesas con el apetito sin saciar y el bolsillo siempre se marcha contento. No se puede pedir más.
Acabé enero queriendo beber algún prosecco friuliano, la región italiana que junto con el Véneto tienen la posibilidad de embotellarlo bajo una denominación de origen que los ampare. Me bebí un Toso acompañado de alguna de sus pizzas con auténtica mozarella de búfala, sí, de leche de búfala italiana y no de vaca frisona criada en los Montes de Toledo. El prosecco es un vino espumoso  ligero y aromático, con un acusado gusto cítrico y a frutas blancas. Es menos complejo que un champán o un cava, pero resulta ideal a cualquier hora así como en comidas frugales. Ese precisamente es uno de los secretos por el que triunfa entre los paladares más jóvenes.
El prosecco se elabora con la variedad de uva glera y sus burbujas se crean mediante el método charmat, que consiste en introducir un vino blanco normalmente en un depósito hermético para que pase allí una segunda fermentación en la que se libera dióxido de carbono en forma de burbujas naturales. Este método se diferencia de la elaboración por el método champanoise, en  la que el vino realiza la segunda fermentación en la botella. Un vino nada complejo y muy amable, sin duda. ¡Ah! Y que nadie se vaya sin probar el tiramisú artesano con gianduia (una pasta de chocolate que contiene sobre una tercera parte de avellanas molidas. Toma su nombre de Gianduia, un personaje de marioneta y carnaval del Piamonte, región italiana en la que los dulces de avellana proliferan.

TAGS RELACIONADOS