La Mordida abre en Valencia

 

Restaurantes

La Mordida abre en Valencia

El restaurante ofrece lo mejor de los platillos y combinados mejicanos

Chema Ferrer
Enchiladas, guacamole, tacos, totopos, quesadillas, fajitas… Esta retahíla de elementos de la gastronomía mexicana y otros muchos dejaron vivamente impresionados los paladares de Joaquín Sabina y Julio Sánchez durante sus giras por el país azteca. De ahí nació la idea de dar a conocer la cocina de México en España, inaugurando la primera Mordida en Madrid en el año 1995. Hasta hoy, una exitosa trayectoria que ahora llega a Valencia. La cadena de restaurantes mexicanos abrió ayer tarde su primer establecimiento franquiciado en pleno centro de la ciudad. Esta iniciativa ha corrido a cargo de José Gregorio Zapata, quien recibió a amigos e invitados al nuevo restaurante bajo los sones de rancheras y corridos interpretados en directo por un conjunto mariachi. La decoración del local permite que uno se sumerja en la estética de una cantina mexica y a renglón seguido uno queda preso del aroma y colorido de los platillos no más comenzaron a desfilar por las mesas. El éxito de La Mordida se debe a poseer una carta que resume de una manera clara e inteligible lo más granado de sus tradiciones culinarias, como la cochinita pibil, los tacos al pastor, nachos, enchiladas y fríjoles. Todos ellos acompañados con la rica tradición de sus bebidas, chelas y cócteles como margaritas, mojitos o daiquiris. Extraordinario el Tequila Sunrise (también conocido como Acapulco), un clásico entre los barmans desde su creación a base de tequila, lima y cassis, bien ejecutado en su versión popular de naranja y granadina. Sin duda, mi trago largo cuando se trata de tequila.
 
Una cocina singular
La cocina mexicana fue catalogada en 2010 por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial (al igual que el mariachi). Un reconocimiento que pone en valor sus platos tradicionales que conservan todavía los nombres, ingredientes y prácticas culinarias que datan de la era prehispánica e incorporan influencias y contribuciones de otras culturas. No hay nadie que quede indiferente por la riqueza, los sabores y las texturas que poseen, sin mencionar su presentación colorida. Esta de Valencia es una ocasión para hacer un poco de cultura gastronómica. Como ya hemos visto, La Mordida lo pone fácil en una carta amplísima y bien estructurada, pero en la que habrá que dejarse aconsejar si todavía no hemos sido iniciados. El restaurante cuida muchos aspectos, sorprende ver la amplitud de entrantes, platos principales, postres e incluso cervezas y otras bebidas sin gluten. Para la realización de esta carta, La Mordida ha contado con el apoyo y formación de la Asociación de Celíacos y Sensibles al Gluten de la Comunidad de Madrid y próximamente cerrará un acuerdo de colaboración también en Valencia. La Mordida tendrá un amplio horario para sus cocinas y la atención en sala, óptimo para momentos desde el aperitivo hasta la hora de los cócteles, pasando por la comida, el ‘afterwork’ y la cena. Está en la calle del Mar, en el número 18.
  

TAGS RELACIONADOS