Caviaroli, la sofistificación del aceite

 

Frutos de la tierra

Caviaroli, la sofistificación del aceite

La esferas de aceite de oliva también se preparan con guindilla, wasabi y ajo

Chema Ferrer
En una de mis primeras obras gastronómicas, el apabullante ‘Fogón Esotérico’, hablaba del respeto por los alimentos y por el acto de comer, cosa que por circunstancias como el estrés y otras lindezas de fin y de principio de siglo se estaba perdiendo. Una premisa fundamental de esta filosofía es la consabida cantinela de mamá o de la abuelita cuando aleccionaban: ‘no hay que dejarse nada en el plato’. Pues bien, esa puede que sea una de las piedras angulares del respeto en la mesa y para con el alimento cocinado. En la última década, hemos asistido a todo un fenómeno degenerado del acto de alimentarse, el hedonismo gastronómico, hartos de no pasar hambre y de ser la alimentación la que tiene una partida doméstica de gastos más reducida (la principal es el pago de impuestos directos o indirectos al insaciable Estado y tras él a las impúdicas corporaciones que explotan los recursos naturales), hemos decidido hacerle caso a los gurús de la cocina y a los alimentos con valor añadido, sea por su calidad o por la novedad. De todo ello hay que sacar conclusiones positivas, el hedonismo gastronómico tiene su utilidad social e individual, y por tanto nos permite ser más civilizados, acercarnos a los dioses (y no les machacaré aquí con el mito de Prometeo).
Bien, aceite de oliva, hedonismo, cocina 3.0, Caviaroli… La tecnología alimentaria nos permite poder disfrutar de alimentos de gran calidad preparados para sublimar el acto de comer, y no debemos desaprovechar la oportunidad. La iniciativa de Caviaroli es la de haber creado una gama de esferificaciones de diversos aceites de oliva virgen a base de capturar gotas de aceite y hacerlas permanecer en una membrana de gelatina natural. Yo las he probado como aceite de oliva virgen extra, aceite de oliva con albahaca y también con guindilla. Extraordinaria esta última para el que guste del picante.
Así es como lo explica el productor: ‘Caviaroli es una explosión de sabor que recoge la intensidad y el aroma de aceites de calidad y denominación de origen. Ello se consigue mediante una tecnología de encapsulación que permite obtener una esfera de textura igual a la del caviar. La esfera rompe en boca, permitiendo al comensal disfrutar de una delicada ración de aceite puro antes de mezclarse con el resto de ingredientes del plato. Se puede usar en cualquier sitio donde pondría aceite en crudo. Funciona bien con todo tipo de platos, fríos y calientes. Su membrana resiste temperaturas de hasta 60ºC, por lo que se puede usar también en sopas y cremas calientes.’
La empresa está preparando nuevas esferas, con wasabi y ajo. Y también promete hacerlo con vinagres de calidad. Se verá.
  

TAGS RELACIONADOS