Sailor, cervezas con algas

 

Fermentando Malta

Sailor, cervezas con algas

La nueva cervecera valenciana elabora artesanalmente en Benimuslem

Chema Ferrer
Que nadie se extrañe, la relación de las algas con la cerveza viene de largo y fundamentalmente viene de Escocia. Allí los campos de cereales se abonan con algas secas y trituradas, aportando ingentes cantidades de sales minerales y otras sustancias que proporcionan al cereal buenos nutrientes y un toque singular. Entre otras cosas, con este cereal se elaboran güisquis y cervezas, incluso en el destilado llegaron a incorporar algas en su elaboración, cosa que no acostumbraban a hacer con la cerveza. La valenciana Sailor fue pionera en esto hace un par de años, preparando en su fábrica de Benimuslem una gama completa de cervezas con algas. Luego aparecieron algunos otros elaboradores, escoceses y norteamericanos, como la cerveza Kelpie negra de William Brothers o tiempo después las que preparan los yanquis en Portsmouth, al otro lado del charco, una roja estilo escocesa que se llama Selkie.
 
Cervezas umami
Joaquín Verdeguer, hombre de mar y alma mater del proyecto, se unió al maestro cervecero Ricardo Manuel Folques ahora hace tres años para sentar las bases de este proyecto cervecero valenciano. Sailor posee cuatro referencias cerveceras (sailor, clásica, cítrica y gourmet) que parten de una sola receta original, en concreto una pale ale marina, la que a finales del siglo XVIII se preparaba por los marinos ingleses para que los acompañara en su derrota por los siete mares. El zarandeo y los climas cálidos propiciaban el mal estado de la cerveza y así fue que en 1790 George Hodgson crea una receta a partir del estilo pale ale logrando que esta cerveza soportara los desafíos del mar. Aquella fórmula es la que hoy se ha escogido para la elaboración de la cerveza con algas marinas. Y ahora a saber, que viene la miga de estas cervezas. De los cinco sabores básicos: dulce, ácido, amargo, salado y umami, este último es el menos conocido. El umami es una palabreja japonesa que significa sabroso o agradable y precisamente el alga utilizada para confeccionar las cervezas Sailor es la laminaria japónica (kombu), probablemente el vegetal (en este caso marino) que mayor cantidad de ácido glutámico posee; el propiciador del sabor umami. Estas algas prosperan en las cristalinas aguas de la isla de Sajalín -donde nació el actor Yul Briner- en el océano Pacífico. Sus hojas carnosas conforman extensos bosques marinos. Además de esta circunstancia sápida, es rica en proteínas, vitaminas y muchos minerales de fácil asimilación. Las Sailor suman el ser unas cervezas refrescantes, de altura gastronómica y un dechado de propiedades alimenticias. Las iremos catando y se lo iremos contando. 

TAGS RELACIONADOS