Amstel, una lager hecha en Valencia

 

Fermentando Malta

Amstel, una lager hecha en Valencia

Una de la cervezas más populares en el levante español

Amstel, cerveza que tiene sus orígenes en la holandesa ciudad de Ámsterdam, es una de la cervezas más populares en el levante español. Conozcámosla un poco más.   

Amstel es una auténtica cerveza de cebada con una larga tradición que arranca en la holandesa ciudad de Ámsterdam, en 1870. Frente a las frías aguas del río Amstel Jonkheer C.A. de Pesters y J.H. Van Marwijk iniciaron con pasión la producción de cervezas y fue tanto el reconocimiento a su buen hacer que las exportación de éstas se inició pocos años después, en 1883. El nombre inicial Beiersche Bierbrouwerij acabó transformándose por el de Amstel Beer.
En 1968 Amstel se fusionó con Heineken. Y en 1984 Amstel llegó a España asentándose en las instalaciones de las cerveceras el Águila. Si en un tiempo Amstel y Águila compartieron etiqueta, finalmente fue la marca holandesa la escogida para representar las cervezas preparadas en sus instalaciones cercanas a la ciudad de Valencia.
Pero describámosla en profundidad procediendo a la cata de esta lager nacional, 100% Malta y con un grado alcohólico del 5,0%:
Cristalina y de color dorado, presenta una espuma blanca poco persistente y vivaz al paladar, trasmitiendo en boca un aterciopelado sabor a malta lo cual denota su moderada lupulización que nos lleva a un final elegantemente amargo y limpio; en nariz quedan unas casi imperceptibles notas herbales. Cerveza adecuada a todos los paladares, contenta y resuelve.
…Y recordemos que eso del vocablo lager significa muchas cosas. Es una palabra que proviene del alemán, traduciéndose como almacén, una suerte de lagar. El nombre se remonta al siglo XIX, cuando los cerveceros bávaros empleaban sótanos y bodegas para almacenar su cerveza. Este es uno de los estilos de cerveza más producidos en el mundo con un sabor acentuado y siempre sirviéndose fría. A diferencia de las Ale, las cervezas Lager pasan por un proceso de fermentación baja, en las últimas fases del proceso de producción la cerveza es almacenada en bodegas durante un lapso a condiciones de baja temperatura, a fin de eliminar partículas residuales y buscando la estabilización de sus sabores.