Riba-roja prepara el banquete visigodo

 

Ferias y Tradición

Riba-roja prepara el banquete visigodo

El Plá de Nadal es el yacimiento visigótico valenciano más importante

Chema Ferrer
En el año 476, Odoacro, caudillo de la tribu germánica de los hérulos, destituyó a Rómulo Augústulo, el último emperador Romano de Occidente. Diversos pueblos bárbaros se hicieron con el poder en las distintas provincias de Roma. Hispania fue sometida por los visigodos fundamentalmente, haciendo de Toledo su capital. Los hispanorromanos eran unos seis millones contra poco más de 150.000 bárbaros. Su invasión provocó el derrumbe del comercio, la producción de manufacturas disminuyó dramáticamente y hubo una potente migración de las ciudades al campo. En las cosas del comer llegaron hambrunas, la economía agrícola se convirtió prácticamente en autoconsumo y lo más importante, se dejó de comer reclinado, a la romana, para pasar a comer sentado, al estilo bárbaro. Este fue uno de los principales cambios, porque como afirma el cocinero Joan Clement, experto en la cocina visigótica: -Los alimentos eran básicamente los mismos que en la época romana, aunque con ciertos cambios introducidos por los visigodos, muy acostumbrados a la caza y las tareas recolectoras más que a la agricultura. En aquellos siglos los cereales constituyeron la base de la alimentación junto con alguna legumbre y las hortalizas. Trigo, cebada…, eran molidos preparando con ello ciertas gachas o cocidos se hacían variados tipos de pan: cibarius, basto y poco delicado para los siervos, fermentacius, este llevaba levadura o azimus el que no la llevaba. Los dulces se basaban fundamentalmente en la miel, único edulcorante conocido.- Clement, además de cocinero y conocedor de la historia gastronómica, también actúa como docente en las aulas de Centro de Turismo del gobierno autonómico. Su labor con la historia del comer y del beber la desarrolla en colaboración con Turismo del Ayuntamiento de Riba-roja, dado que en el término de esta localidad se halla el importante yacimiento arqueológico del Plá de Nadal. Este, una explotación agraria de importancia, se ha convertido en un referente donde conocer las peculiaridades de la cultura y vida visigóticas y entre estos aspectos está en ver qué comían y cómo lo hacían. Así es como surgió la iniciativa de recrear un banquete visigodo en el mismo yacimiento. Recuperando las recetas que muy probablemente fueran con las que se alimentaban en la España visigótica.
 
El menú de Teodora y Tebdemir
Turismo de Riba-roja prepara una jornada de actividades para el próximo 14 de julio que comenzará en el castillo, sede del espacio museístico (MUPLA) del yacimiento. Desde ahí, se partirá hasta el yacimiento del Plá de Nadal, donde se realizará la visita teatralizada, que incluye una exposición de artes y oficios vivientes de la época y la visita al palacete residencia mediante el visionado con gafas 3D. Como colofón, se podrá participar del yantar de los señores de aquella explotación agraria, los nobles visigodos Teodora y Tebdemir. Los platos del menú se dividían en mesas siguiendo la secuencia entrantes-principales-postres. Esta es una muestra del menú preparado: Encurtidos, Queso y Moretum (la famosa salsa hispanorromana), Ali-oli de Membrillo, Cordero en guiso con Agua-miel de Romero, Pulmentum, Habas con Nabos y Cerveza… En los postres: Melimela de Higos, Jengibre y Calabaza, Cocas de Espelta y Dátiles, Requesón de Cabra…, entre otros. Las inscripciones para participar en www.ribarojadeturiaturismo.com
 
  

TAGS RELACIONADOS